Publicidad:
La Coctelera

ciudadanodelmundo

Categoría: Poesia Costumbrista

5 Enero 2010

El Callejón del beso (Leyenda de la primera calle de los plateros): Juan de Dios Peza

<!-- /* Font Definitions */ @font-face {font-family:"Cambria Math"; panose-1:2 4 5 3 5 4 6 3 2 4; mso-font-charset:0; mso-generic-font-family:roman; mso-font-pitch:variable; mso-font-signature:-1610611985 1107304683 0 0 159 0;} @font-face {font-family:Calibri; panose-1:2 15 5 2 2 2 4 3 2 4; mso-font-charset:0; mso-generic-font-family:swiss; mso-font-pitch:variable; mso-font-signature:-1610611985 1073750139 0 0 159 0;} /* Style Definitions */ p.MsoNormal, li.MsoNormal, div.MsoNormal {mso-style-unhide:no; mso-style-qformat:yes; mso-style-parent:""; margin-top:0cm; margin-right:0cm; margin-bottom:10.0pt; margin-left:0cm; line-height:115%; mso-pagination:widow-orphan; font-size:11.0pt; font-family:"Calibri","sans-serif"; mso-ascii-font-family:Calibri; mso-ascii-theme-font:minor-latin; mso-fareast-font-family:Calibri; mso-fareast-theme-font:minor-latin; mso-hansi-font-family:Calibri; mso-hansi-theme-font:minor-latin; mso-bidi-font-family:"Times New Roman"; mso-bidi-theme-font:minor-bidi; mso-fareast-language:EN-US;} .MsoChpDefault {mso-style-type:export-only; mso-default-props:yes; mso-ascii-font-family:Calibri; mso-ascii-theme-font:minor-latin; mso-fareast-font-family:Calibri; mso-fareast-theme-font:minor-latin; mso-hansi-font-family:Calibri; mso-hansi-theme-font:minor-latin; mso-bidi-font-family:"Times New Roman"; mso-bidi-theme-font:minor-bidi; mso-fareast-language:EN-US;} .MsoPapDefault {mso-style-type:export-only; margin-bottom:10.0pt; line-height:115%;} @page Section1 {size:595.3pt 841.9pt; margin:2.0cm 2.0cm 2.0cm 2.0cm; mso-header-margin:35.45pt; mso-footer-margin:35.45pt; mso-paper-source:0;} div.Section1 {page:Section1;} -->


EL CALLEJÓN DEL BESO
(Leyenda de la primera calle de los plateros)

Una noche invernal, de las más bellas
con que engalana enero sus rigores
y en que asoman la luna y las estrellas
calmando penas e inspirando amores;
noche en que están galanes y doncellas
olvidados de amargos sinsabores,
al casto fuego de pasión secreta
parodiando a Romeo y a Julieta.

En una de esas noches sosegadas,
en que ni el viento a susurrar se atreve,
ni al cruzar por las tristes enramadas
las mustias hojas de los fresnos mueve
en que se ven las cimas argentadas
que natura vistió de eterna nieve,
y en la distancia se dibujan vagos
copiando el cielo azul los quietos lagos;

llegó al pie de una angosta celosía,
embozado y discreto un caballero,
cuya mirada hipócrita escondía
con la anchurosa falda del sombrero.
Señal de previsión o de hidalguía
dejaba ver la punta de su acero
y en pie quedó junto a vetusta puerta,
como quien va a una cita y está alerta.

En gran silencio la ciudad dormida,
tan sólo turba su quietud serena,
del Santo Oficio como voz temida
débil campana que distante suena,
o de amor juvenil nota perdida
alguna apasionada cantilena
o el rumor que entre pálidos reflejos
suelen alzar las rondas a lo lejos.

De pronto, aquel galán desconocido
levanta el rostro en actitud violenta
y cual del alto cielo desprendido
un ángel a su vista se presenta
-¡Oh Manrique! ¿Eres tú? ¡Tarde has venido!
-¿Tarde dices, Leonor? Las horas cuenta.
Y el tiempo que contesta a tal reproche
daba el reloj las doce de la noche.

Y dijo la doncella: - "Debo hablarte
con todo el corazón; yo necesito
la causa de mis celos explicarte.
Mi amor, lo sabes bien, es infinito,
tal vez ni muerta dejaré de amarte
pero este amor lo juzgan un delito
porque no lo unirán sagrados lazos,
puesto que vives en ajenos brazos.

"Mi padre, ayer, mirándome enfadada
-me preguntó, con duda, si era cierto
que me llegaste a hablar enamorado,
y al ver mi confusión, él tan experto,
sin preguntarme más, agregó airado:
prefiero verlo por mi mano muerto
a dejar que con torpe alevosía
mancille el limpio honor de la hija mía.

"Y alguien que estaba allí dijo imprudente:
¡Ah! yo a Manrique conocí en Sevilla,
es guapo, decidor, inteligente,
donde quiera que está resalta y brilla,
mas conozco también a una inocente
mujer de alta familia de Castilla,
en cuyo hogar, cual áspid, se introdujo
y la mintió pasión y la sedujo.

Entonces yo celosa y consternada
le pregunté con rabia y amargura,
sintiendo en mi cerebro desbordada
la fiebre del dolor y la locura:
-¿Esa inocente víctima inmolada
hoy llora en el olvido su ternura?
Y el delator me respondió con saña:
-¡No! La trajo Manrique a Nueva España.

"Si es la mujer por condición curiosa
y en inquirir concentra sus anhelos,
es más cuando ofendida y rencorosa
siente en su pecho el dardo de los celos
y yo, sin contenerme, loca, ansiosa,
sin demandar alivios ni consuelos,
le pregunté por víctima tan bella
y en calma respondió: -Vive con ella.

"Después de tal respuesta que ha dejado
dudando entre lo efímero y lo cierto
a un corazón que siempre te ha adorado
y sólo para ti late despierto,
tal como deja un filtro envenenado
al que lo apura, sin color y yerto:
no te sorprenda que a tu cita acuda
para que tú me aclares esta duda".

Pasó un gran rato de silencio y luego
Manrique dijo con la voz serena
-"Desde que yo te vi te adoro ciego
por ti tengo de amor el alma llena;
no sé si esta pasión ni si este fuego
me ennoblece, me salva o me condena,
pero escucha, Leonor idolatrada,
a nadie temo ni me importa nada.

"Muy joven era yo y en cierto día
libre de desengaños y dolores,
llegué de capitán a Andalucía,
la tierra de la gracia y los amores.
Ni la maldad ni el mundo conocía,
vagaba como tantos soñadores
que en pos de algún amor dulce y profundo
ven como eterno carnaval el mundo.

"Encontré a una mujer joven y pura,
y no sé qué la dije de improviso,
la aseguré quererla con ternura
y no puedo negártelo: me quiso.
Bien pronto, tomó creces la aventura;
soñé tener con ella un paraíso
porque ya en mis abuelos era fama:
antes Dios, luego el Rey, después mi dama.

"Y la llevé conmigo; fue su anhelo
seguirme y fue mi voluntad entera;
surgió un rival y le maté en un duelo,
y después de tal lance, aunque quisiera
pintar no puedo el ansia y el desvelo
que de aquella Sevilla, dentro y fuera,
me dio el amor como tenaz castigo
del rapto que me pesa y que maldigo.

"A noticias llegó del Soberano
esta amorosa y juvenil hazaña
y por salvarme me tendió su mano,
y para hacerme diestro en la campaña
me mandó con un jefe veterano
a esta bella región de Nueva España...
¿Abandonaba a la mujer aquella?
soy hidalgo, Leonor, ¡vine con ella!

"Te conocí y te amé, nada te importe
la causa del amor que me devora;
la brújula, mi bien, siempre va al norte;
la alondra siempre cantará a la aurora.
¿No me amas ya? pues deja que soporte
a solas mi dolor hora tras hora;
no demando tu amor como un tesoro,
¡bástame con saber que yo te adoro!

"No adoro a esa mujer; jamás acudo
a mentirle pasión, pero tú piensa
que soy su amparo, su constante escudo,
de tanto sacrificio en recompensa.
Tú, azucena gentil, yo cardo rudo,
si ofrecerte mi mano es una ofensa
nada exijo de ti, nada reclamo,
me puedes despreciar, pero te amo".

Después de tal relato, que en franqueza
ninguno le excedió, calló el amante,
inclinó tristemente la cabeza;
cerró los ojos mudo y anhelante
ira, celos, dolor, miedo y tristeza
hiriendo a la doncella en tal instante
parecían decirle con voz ruda:
la verdad es más negra que la duda.

Quiere alejarse y su medrosa planta
de aquel sitio querido no se mueve,
quiere encontrar disculpa, mas le espanta
de su adorado la conducta aleve;
quiere hablar y se anuda su garganta,
y helada en interior como la nieve
mira con rabia a quien rendida adora
y calla, gime, se estremece y llora.

¡Es el humano corazón un cielo!
Cuando el sol de la dicha lo ilumina
parece azul y vaporoso velo
que en todo cuanto flota nos fascina:
si lo ennegrece con su sombra el duelo,
noche eterna el que sufre lo imagina,
y si en nubes lo envuelve el desencanto
ruge la tempestad y llueve el llanto.

¡Ah! cuán triste es mirar marchita y rota
la flor de la esperanza y la ventura,
cuando sobre sus restos solo flota
el negro manto de la noche obscura;
cuando vierte en el alma gota a gota
su ponzoñosa esencia la amargura
y que ya para siempre en nuestra vida
la primera ilusión está perdida.

Leonor oyendo la vulgar historia
del hombre que encontrara en su camino,
miró eclipsarse la brillante gloria
de su primer amor, casto y divino;
su más dulce esperanza fue ilusoria,
culpaba, no a Manrique, a su destino
y al fin le dijo a su galán callado:
-"Bien; después de lo dicho, ¿qué has pensado?

"Tanta pasión por ti mi pecho encierra
que el dolor que me causas lo bendigo;
voy a vivir sin alma y no me aterra,
pues mi culpa merece tal castigo.
Como a nadie amaré sobre la tierra
llorando y de rodillas te lo digo,
haz en mi nombre a esa mujer dichosa,
porque yo quiero ser de Dios esposa.

Calló la dama y el galán, temblando,
dijo con tenue y apagado acento:
-"Haré lo que me pidas; te estoy dando
pruebas de mi lealtad, y ya presiento
que lo mismo que yo te siga amando
me amarás tú también en el Convento;
y si es verdad, Leonor, que me has querido
dame una última prueba que te pido.

"No tu limpia pureza escandalices
con este testimonio de ternura
no hay errores, ni culpas, ni deslice
entre un hombre de honor y un alma pura;
si vamos a ser ambos infelices
y si eterna ha de ser nuestra amargura,
que mi postrer adiós que tu alma invoca
lo selles con un beso de mi boca".

Con rabia, ciega, airada y ofendida,
-"No me hables más, - repuso la doncella -
sólo pretendes verme envilecida
y mancillarme tanto como a aquélla.
Te adoro con el alma y con la vida
y maldigo este amor, pese a mi estrella,
si hidalgo no eres ya ni caballero
ni debo amarte, ni escucharte quiero".

Manrique, entonces la cabeza inclina,
siente que se estremece aquel recinto,
y sacando una daga florentina,
que llevaba escondida bajo el cinto
como un tributo a la beldad divina
que amó con un amor jamás extinto,
altivo, fiero y de dolor deshecho
diciendo :-"Adiós, Leonor", la hundió en su pecho.

La dama, al contemplar el cuerpo inerte
en el dintel de su mansión caído,
maldiciendo lo negro de la suerte,
pretende dar el beso apetecido.
Llora, solloza, grita ante la muerte
del hombre por su pecho tan querido,
y antes de que bajara hasta la puerta
la gente amedrentada se despierta.

Leonor, a todos sollozando invoca
y les pide la lleven al convento
junto a Manrique, en cuya helada boca
un beso puede renovar su aliento.
Todos claman oyéndola: "¡Está loca!"
y ella, fija en un solo pensamiento
convulsa, inquieta, lívida y turbada
cae, al ver a su padre, desmayada.

Y no cuentan las crónicas añejas
de aquesta triste y amorosa hazaña,
si halló asilo Leonor tras de las rejas
de algún convento de la Nueva España.
Tan fútil como todas las consejas,
si ésta que narro a mi le lector extraña,
sepa que a la mansión de tal suceso,
llama la gente: "El Callejón del Beso".

Autor: Juan de Dios Peza

servido por Ciudadanodelmundo sin comentarios compártelo

5 Enero 2010

El Enredo:¿Es usted capaz de desenredar este tremendo embrollo?

Nota del autor del blog:

Me tomé el dispendioso trabajo de transcribir literalmente (copiando de un antiguo disco de acetato o L.P que poseo) la letra de este inolvidable tema que aquí en Colombia es obligado en las fiestas decembrinas y es muy apreciado sobre todo en los pueblos, interpretado magistralmente por el inimitable Joaquín Bedoya, lo comparto con todos mis lectores y espero que en verdad lo disfruten.

Para los lectores que deseen escuchar el tema les dejo el enlace:

 

http://www.youtube.com/watch?v=ALpanyBcEFI

 

El Enredo

 

Oiga pues que problema el que les voy a cantar

Desenrédelo mijo…

 

 

Me casé con una viuda que tenía una hija

pero mi mamá murió mi papá viudo quedó

se enamoró de mi hijastra mejor dicho de mi hija

y a los poquiticos días él con ella se casó…

 

 

Mi hijastra tuvo un hijo que era hermano y nieto mío

por ser hijo de mi hija e hijo de mi papá

mi mujer es hoy mi abuela por ser madre de mi madre

esto es un tremendo lio desenrede si es capaz.

 

 

Mi padre ahora es mi yerno y mi hija es mi madre

por ser la esposa de mi padre de madre mía quedó

con mi mujer tuve un hijo que es cuñado de mi padre

y al mismo tiempo es mi tío esto ya se me enredó…

 

 

Mi hijastra tuvo un hijo que era hermano y nieto mío

por ser hijo de mi hija e hijo de mi papá

mi mujer es hoy mi abuela por ser madre de mi madre

esto es un tremendo lio desenrede si es capaz.

 

 

Pues entonces yo soy un hijue.. ¿Quien seré yo hombre?

 

 

De mi mujer soy marido y a la vez también soy nieto

por ser hijo de mi hija casada con mi papá

yo no sé ni quien soy yo si yo mismo no comprendo

Desenrédelo ustedes o el que sienta capaz…

 

 

Mi hijastra tuvo un hijo que era hermano y nieto mío

por ser hijo de mi hija e hijo de mi papá

mi mujer es hoy mi abuela por ser madre de mi madre

esto es un tremendo lio desenrede si es capaz

 

 

Autor: Gilberto Mesa P.

Interprete: Joaquín Bedoya

servido por Ciudadanodelmundo 6 comentarios compártelo

4 Enero 2010

Reír llorando: Juan de Dios Peza

Reír llorando

Viendo a Garrick, actor de la Inglaterra,
el pueblo al aplaudirlo le decía:
Eres el más gracioso de la tierra y el más feliz.
Y el cómico reía.

Víctimas del spleen los altos lores,
en sus noches más negras y pesadas,
iban a ver al rey de los actores
y cambiaban su spleen en carcajadas.

Una vez ante un médico famoso,
llegóse un hombre de mirar sombrío:
-Sufro -le dijo- un mal tan espantoso
como esta palidez del rostro mío.

Nada me causa encanto ni atractivo;
no me importan mi nombre ni mi suerte;
en un eterno spleen muriendo vivo,
y es mi única pasión la de la muerte.

-Viajad y os distraeréis. -Tanto he viajado
-Las lecturas buscad -Tanto he leído-
Que os ame una mujer - ¡Si soy amado!
-Un título adquirid -Noble he nacido.

¿Pobre seréis quizá? -Tengo riquezas
- ¿De lisonjas gustáis? - ¡Tantas escucho!
-¿Que tenéis de familia?...-Mis tristezas
-¿Vais a los cementerios?... -Mucho, mucho.

¿De vuestra vida actual tenéis testigos?
- Sí, mas no dejo que me impongan yugos;
yo les llamo a los muertos mis amigos;
y les llamo a los vivos mis verdugos.

-Me deja- agrega el médico -perplejo
vuestro mal, y no debo acobardaros;
Tomad hoy por receta este consejo:
sólo viendo a Garrick podéis curaros.

-¿A Garrick ? -Sí, a Garrick...La más remisa
y austera sociedad lo busca ansiosa;
todo aquel que lo ve muere de risa;
¡tiene una gracia artística asombrosa!

-Y a mí me hará reír?-Ah, sí, os lo juro!;
él, sí, nada más él...Mas qué os inquieta?...
-Así -dijo el enfermo -no me curo:
¡Yo soy Garrick ! Cambiadme la receta.

¡Cuántos hay que, cansados de la vida,
enfermos de pesar, muertos de tedio,
hacen reír como el autor suicida
sin encontrar para su mal remedio!

¡Ay! ¡Cuántas veces al reír se llora!..
¡Nadie en lo alegre de la risa fíe,
porque en los seres que el dolor devora
el alma llora cuando el rostro ríe!

Si se muere la fe, si huye la calma,
si sólo abrojos nuestras plantas pisa
lanza a la faz la tempestad del alma
un relámpago triste: la sonrisa.

El carnaval del mundo engaña tanto;
que las vidas son breves mascaradas;
aquí aprendemos a reír con llanto
y también a llorar con carcajadas.

Autor: Juan de Dios Peza

servido por Ciudadanodelmundo 1 comentario compártelo

4 Enero 2010

Mi Padre: Juan de Dios Peza


Mi padre

Yo tengo en el hogar un soberano,
único a quien venera el alma mía;
es su corona su cabello cano,
la honra su ley y la virtud su guía.

En lentas horas de miseria y duelo,
lleno de firme y varonil constancia,
guarda la fé con que me habló del cielo
en las horas primeras de mi infancia.

La amarga proscripción y la tristeza
en su alma abrieron incurable herida;
es un anciano, y lleva en su cabeza
el polvo del camino de la vida.

Ve del mundo las fieras tempestades,
de la suerte las horas desgraciadas,
y pasa, como cristo el Tiberiades,
de pie sobre las ondas encrespadas.

Seca su llanto, calla sus dolores,
y sólo en el deber sus ojos fijos,
recoge espinas y derrama flores
sobre la senda que trazó a sus hijos.

Me ha dicho: "A quien es bueno, la amargura
jamás en llanto sus mejillas moja:
en el mundo la flor de la ventura
al mas ligero soplo se dehoja.

"Haz el bien sin temer al sacrificio,
el hombre ha de luchar sereno y fuerte,
y halla quien odia la maldad y el vicio
un tálamo de rosas en la muerte.

"Si eres pobre confórmate y sé bueno;
si eres rico protege al desgraciado,
y lo mismo en tu hogar que en el ajeno
guarda tu honor para vivir honrado."

"Ama la libertad, libre es el hombre
y su juez más severo es la conciencia;
tanto como tu honor guarda tu nombre,
pues mi nombre y mi honor forman tu herencia".

Este código augusto, en mi alma pudo
desde que lo escuché, quedar grabado;
en todas las tormentas fue mi escudo,
de todas las borrascas me ha salvado.

Mi padre tiene en su mirar sereno
reflejo fiel de su conciencia honrada;
¡cuánto consejo cariñoso y bueno
sorprendo en el fulgor de su mirada!

La nobleza del alma es su nobleza;
la gloria del deber forma su gloria;
es pobre, pero encierra su pobreza
la página más grande de su historia.

Siendo el culto de mi alma su cariño,
la suerte quiso que al honrar su nombre,
fuera el amor que me inspiró de niño
la más sagrada inspiración del hombre.

Quiera el cielo que el canto que me inspira
siempre sus ojos con amor lo vean,
y de todos los versos de mi lira
éstos los dignos de su nombre sean.

Autor: Juan de Dios Peza

servido por Ciudadanodelmundo 1 comentario compártelo

4 Enero 2010

Como yo soy tan raro ..... ¡Una de las mejores canciones de Gildardo Montoya!

Nota del Autor del blog:

Les comparto la letra de esta canción del inolvidable Gildardo Montoya Ortiz, reconocido a nivel nacional por canciones parranderas que aún suenan y se mantienen vigentes 33 años después de su absurda muerte.

Un 25 de noviembre de 1976, en la calle 30 con carrera 76 del barrio Belén en Medellín, murió en un accidente de tránsito Gildardo Montoya. Jairo Paternina, quien fuera cantante de El Combo de las Estrellas, le había vendido a Gildardo una moto Honda 350 y a las 3:30 de la tarde de ese día iba acompañado de Darío Valenzuela (El brujo de la consola) cuando un carro se les atravesó, quitándole la vida a uno de los más grandes compositores que ha dado este país. Valenzuela quedó vivo para contar la historia.

Había nacido en el corregimiento de Palermo, municipio de Támesis, departamento de Antioquia, un 1 de febrero de 1940 y había hecho canciones en los más variados ritmos entre los que se incluyen la música parrandera, tropical, cumbia, ranchera y vallenato.

Ingenioso en sus letras y composiciones, así era Gildardo Montoya Ortiz, quien lamentablemente perdió la vida en el barrio Belén de la ciudad de Medellín en un absurdo accidente de transito , cuando una mujer al volante infringió las normas de transito cegando la vida de este ser humano.

En el variado repertorio parrandero de este cantante hay canciones inolvidables por lo picarescas, hay parodias de doble sentido y temas jocosos pero eso si muy alegres y bailables:

EL TROVADOR DEL VALLE, SEGURO QUE SÍ, DELE POR AHÍ, EL GITANO GROSERÓN, EL CARRATAPLÁN, EL ARRUINADO, SE ENRIQUECIÓ EL ARRUINADO, SE ENFERMÓ EL ARRUINADO, EL ENTERRADOR, LA NIÑA DE PIENDAMÓ, SECUETRARON A MI SUEGRA, EL GATO DE AMPARO, SE CASÓ DRÁCULA, COMO YO SOY TAN RARO, LA ROYA, EL PAGANINI, LA BALLENA DE JONÁS, LA PELEA DEL SIGLO, EL HOROSCOPO, EL AJEDREZ, LA BOLITA, EL BESITO DE AÑO NUEVO, QUE PEREZA DICIEMBRE y muchísimas más.

Confieso que desde muy niño gocé (y sigo deleitándome) y disfruté a placer con parte del repertorio de este ingenioso y carismático cantante, esta canción es una de mis favoritas, aunque no soy campirano en una fiesta nunca dejo de bailarla con autentico hedonismo:

 

 

COMO YO SOY TAN RARO

Ahhhhh como yo soy tan raro…

Como yo soy tan raro

a mi me gusta todo al revés

compro la ropa en la cantina

y a la farmacia voy a beber

A mi me gusta dormir parado

y caminar en un solo pie

me gusta el dulce que sea salado

y me gusta el dueto que sea de tres

Duermo soñando que estoy despierto

pero despierto yo estoy dormido

a veces sueño que estoy levantao

y voy a ver y estoy acostao

Ahhhhh Como yo soy tan raro

como yo soy tan raro

como yo soy tan raro

como yo soy tan raro…

Me gusta el perro que cacarea

y la gallina que sepa ladrar

me gusta el toro cuando relincha

y al caballo oír bramar

Me gusta el día cuando es de noche

para de día yo trasnochar

admiro al ciego que pueda verme

lo mismo al mudo que pueda hablar

Me gusta todo y nada me gusta

no soy miedoso y todo me asusta

soy peleador pero no peleo

yo soy muy raro pero no creo

Ahhhhh Como yo soy tan raro

como yo soy tan raro

como yo soy tan raro

como yo soy tan raro

Como yo soy tan raro

como yo soy tan raro

como yo soy tan raro

como yo soy tan raro

Postdata:

Para los lectores  que la quieran escuchar , favor  activar el siguiente enlace:

http://www.youtube.com/watch?v=o6ZJhd4fEjM&feature=related

servido por Ciudadanodelmundo 3 comentarios compártelo

26 Diciembre 2009

El amor acaba...¡Aunque triste y lamentable el amor es perecedero como todo!

Nota del autor del blog:

Les comparto la letra de esta canción que magistralmente vocalizada por Emilio José, nos hace reflexionar que el amor a pesar de lo que diga la mayoría, es perecedero y no es inmune al paso del tiempo o a la influencia de diversas situaciones cotidianas:

 

Porque el alma se vacía
como el cántaro en la nube
¡el amor acaba!
porque suave se desliza
como sombra la caricia
¡el amor acaba!
porque el sentimiento es humo
y ceniza la palabra
¡el amor acaba!
porque el corazón de darse llega
un día que se parte
¡el amor acaba!
porque se vuelven cadenas
lo que fueron cintas blancas
¡el amor acaba!
porque llega a ser rutina
la caricia mas divina
¡el amor acaba!
porque somos como ríos
cada instante nueva el agua
¡el amor acaba!
porque mueren los deseos
por la carne y por el beso
¡el amor acaba!
-coro-
porque el tiempo tiene grietas
porque grietas tiene el alma
porque nada es para siempre
y hasta la belleza cansa
¡el amor acaba!
porque el sentimiento es humo
(se repite.. )

servido por Ciudadanodelmundo 1 comentario compártelo

8 Diciembre 2009

Los escritores de baño, son poetas de ocasión, que buscan entre la mierda, su fuente de inspiración.

En este lugar sagrado el que de escribir versos se acuerda, no me vengan a decir que no es un poeta de mierda!.

Hay cacas blancas por hepatitis, las hay blandas por gastritis, cualquiera que sea la causa que siempre te alcanza, aprieta las piernas duro, que cuando el trozo es seguro, aunque esté bien fruncido el culo, será por lo menos, ¡pedo seguro!

servido por Ciudadanodelmundo 1 comentario compártelo

8 Diciembre 2009

En este lugar sagrado donde acude tanta gente hace fuerza el más cobarde y se caga el más valiente.

Vos que os creéis sagaz,

y de todo os reís,

decidme si sois capaz,

de cagar y no hacer pis.

servido por Ciudadanodelmundo 1 comentario compártelo


Sobre mí

Avatar de Ciudadanodelmundo

ciudadanodelmundo

Bogotá, Colombia
ver perfil »
contacto »
En todo el mundo no hay nadie como yo. Soy dueño de mi cuerpo, mis pensamientos, mis ideas; me pertenecen las imágenes que ven mis ojos y tengo que saber escogerlas. Poseo mis propias fantasías, mis sueños, esperanzas y miedos. Dado que soy dueño de mí mismo, tengo que conocerme íntimamente.Hay aspectos de mí que me confunden, otros que desconozco. Sin embargo. esté o no de acuerdo con todo lo que soy, esto es auténtico y representa el momento en el que vivo. Me amo, me cultivo, me consiento y me felicito,para amarme, tengo que ser yo mismo, amarme con mis virtudes y mis defectos, mi pasado, mis éxitos y mis fracasos. Descubro mis capacidades, mis valores, transformo mis defectos en cualídades, lucho por mejorar. Para cultivarme, me señalo un plan de estudios, de lectura, de conocimientos que me ayuden a superar, de amigos que sean impulso y soporte de mi superación. Me alejo de todo ser, hecho, o acto que pueda lesionarme. Para consentirme me premio de pensamiento y obra porque estoy en el camino de la superación. Me hago un regalo.Me miro al espejo y le hablo a ese amigo maravilloso y perfecto que siempre confía en mí. Y me felicito porque, Bueno soy estupendo! Me amo!

Fotos

Ciudadanodelmundo todavía no ha subido ninguna foto.

¡Anímale a hacerlo!

Enlaces

Buscar

suscríbete

Selecciona el agregador que utilices para suscribirte a este blog (también puedes obtener la URL de los feeds):

¿Qué es esto?

Crea tu blog gratis en La Coctelera