Publicidad:
La Coctelera

ciudadanodelmundo

19 Abril 2011

Manual del Perfecto Machista: Hay que leerlo y conocerlo así nuestros adorados tormentos no esten de acuedo con sus normas...

Tras la mudanza, las labores domésticas

1. Esfuérzate en, al menos, manchar lo menos posible y en ser algo ordenado los primeros meses de vida en pareja para que vea el esfuerzo y no huya en estampida.

2. Declárate un inútil convencido. Destiñe un par de camisas de ella y no volverás a poner una lavadora, lava los platos con gel de ducha y el parqué con la fregona llena de lejía (un suelo blanco la convencerá de tu inutilidad).

3. Utiliza las bayetas de la cocina en el baño. Nunca más limpiarás éste último.

4. Si alguna vez no tienes más remedio que coger la plancha o lavar los cacharros (por enfermedad o algo parecido, no seamos crueles), deja restos de comida en los mismos y arrugas en la ropa. No admitas elogios a la labor realizada o serás la nueva planchadora oficial.

5. Y recuerda que, si cedes una, una sola vez, estás perdido. Nunca podrás recuperar el estado inicial.

La primera bronca

6. Déjalas hablar. Ante todo que se desahoguen. Si las interrumpes te puedes llevar un mordisco.

7. Ignorarlas las saca de quicio, ponla a prueba.

8. Bajo ningún concepto cedas ante la idea de que eres un vago. Se firme y refuérzate en el hecho de que tú pones todo lo que puedes de tu parte, que haces las labores más pesadas y, si no surte efecto, prueba a sugerir un cambio de papeles. Nunca aceptarán el cambio.

9. Abandérate y hazte fuerte en el convencimiento de que estás poniendo todo de tu parte para que la convivencia funcione, aunque no sea así, la seguridad en ti mismo es fundamental para el combate ideológico.

10. Nunca reclames ante suciedad acumulada o trabajo sin hacer como respuesta a una bronca, saldrás perdiendo. Relájate y prepárate para la descarga, no le des importancia y nunca admitas que eras consciente de ello.

11. Siempre, después de unas horas de cabreo, pide perdón. Cuando recupere el humor dile seriamente que tú siempre tienes que rebajarte y pedir perdón, que ella nunca reconoce sus fallos. Eso les duele mucho y las deja desequilibradas para la batalla. Es tu momento.

12. La reconciliación suele ser el punto flaco en el que intentan conseguir lo que no obtuvieron por las armas. No bajes la guardia o estarás con los pantalones, las intenciones y la moral por los suelos.

13. Recuerda que un momento de placer no vale lo que te ha costado defender durante semanas o meses. Lo primero son tus principios y pensar que el placer, tarde o temprano, llegará, es sólo cuestión de tiempo.

El transcurrir diario

14. Si las tardes se convierten en infiernos, búscate un segundo trabajo por horas. Parecerá que lo haces para mejorar la salud económica y, además, que arriesgas la tuya en ello. Eso ablanda los corazones más férreos.

15. Nunca digas dónde vas a estar o qué vas a hacer después del trabajo. Lo más seguro es que te toque comprar, ir al tinte, poner la lavadora o pasar la plancha porque a ella le es literalmente imposible.

16. Si tu trabajo está cerca del suyo, invéntate desplazamientos a otros edificios distantes considerablemente del centro oficial o a clientes. Si no, tendrás que ir a buscarla con demasiada frecuencia.

17. Nunca le digas el buen horario de qué disfrutas. Recuerda que ella siempre trabaja más, más tiempo y está infinitamente más cansada que tú.

18. Si insiste en que nunca te ve, recuérdale que ella siempre está en el gimnasio o en la academia de inglés o con sus amigas y tú trabajando.

19. Impón tus horarios, tus hábitos son sagrados y si no te apetece acostarte a las diez no lo hagas nunca. Ten en cuenta que aunque te acuestes a las diez tampoco habrá sexo.

20. Nunca abandones el tálamo conyugal con ningún pretexto. Quien fue a Sevilla perdió su silla y siempre será un precedente de cesión que te recordarán cuando os visiten hermanas, madres, primas, sobrinas, etc.

21. Intenta que tus vacaciones y las de ella coincidan, por necesidades de trabajo, sólo lo justo para no perderte un viaje al caribe o la India (tú solo no podrías hacerlo).

22. Debes evitar a toda costa los períodos de tiempo de verano en el pueblo de sus padres. Aprovecha esas fechas para trabajar y déjate unos días para esquiar en compañía de tus amigos en enero o febrero, cuando a ella ni se le ocurra abandonar el cálido y confortable sofá y la mesa camilla. Más tarde hablaremos de cómo conseguir fondos para esas escapadas.

La economía doméstica

23. Nunca le des una tarjeta de crédito de tu cuenta. Es increíble lo justificables que son algunos gastos.

24. Nunca dejes de pagar los gastos a medias. Recuerda, "lo tuyo es suyo y lo suyo también".

25. Nunca te dirá el verdadero precio de un bolso a unos zapatos, menos si es un traje de falda o un abrigo. Intenta buscar en los justificantes de pago con tarjeta o en los apuntes de la cuenta del banco para tener pruebas de sus mentiras y poder utilizarlas en su contra (siempre en el momento oportuno).

26. Nunca compres con tarjeta a menos que esté ella delante (o comprobará tus movimientos). Saca dinero del cajero y paga en efectivo, así nunca controlará el destino de esos fondos y siempre puedes decir que el coche últimamente gasta una barbaridad o necesitaba nuevos amortiguadores.

27 .Nunca lleves efectivo cuando estés con ella o pagarás chicles, caramelos, periódicos y revistas varias, cocacolas y cafeses extemporáneos.

27. Créate un fondo B secreto para caprichos personales y que ella se entere claramente que lo haces con monedas de 500. Cuando lo hayas creado te darás cuenta que el de ella es mucho mayor. Entonces, haz un fondo C que sea inviolable y de importe desconocido para ella.

28. Nunca gastes tu fondo C totalmente clandestino con ella ni para ella. De otro modo será difícil que puedas comprar un scánner o un modem fax de última generación. Dile que costaron la mitad y recuérdale que son tus ahorros. O vete a esquiar, es el momento de gastar el dinero que tan duramente le has sisado.

29. Compra los regalos que le hagas de la cuenta común y que lo sepa. Sus exigencias serán menores. Permite que te haga regalos del fondo común y que no escatime en gastos. Elige lo más caro. En el fondo, las muy tontas, son unas agarradas para ellas mismas, no para nosotros.

servido por Ciudadanodelmundo sin comentarios compártelo

sin comentarios · Escribe aquí tu comentario

Escribe tu comentario


Sobre mí

Avatar de Ciudadanodelmundo

ciudadanodelmundo

Bogotá, Colombia
ver perfil »
contacto »
En todo el mundo no hay nadie como yo. Soy dueño de mi cuerpo, mis pensamientos, mis ideas; me pertenecen las imágenes que ven mis ojos y tengo que saber escogerlas. Poseo mis propias fantasías, mis sueños, esperanzas y miedos. Dado que soy dueño de mí mismo, tengo que conocerme íntimamente.Hay aspectos de mí que me confunden, otros que desconozco. Sin embargo. esté o no de acuerdo con todo lo que soy, esto es auténtico y representa el momento en el que vivo. Me amo, me cultivo, me consiento y me felicito,para amarme, tengo que ser yo mismo, amarme con mis virtudes y mis defectos, mi pasado, mis éxitos y mis fracasos. Descubro mis capacidades, mis valores, transformo mis defectos en cualídades, lucho por mejorar. Para cultivarme, me señalo un plan de estudios, de lectura, de conocimientos que me ayuden a superar, de amigos que sean impulso y soporte de mi superación. Me alejo de todo ser, hecho, o acto que pueda lesionarme. Para consentirme me premio de pensamiento y obra porque estoy en el camino de la superación. Me hago un regalo.Me miro al espejo y le hablo a ese amigo maravilloso y perfecto que siempre confía en mí. Y me felicito porque, Bueno soy estupendo! Me amo!

Fotos

Ciudadanodelmundo todavía no ha subido ninguna foto.

¡Anímale a hacerlo!

Enlaces

Buscar

suscríbete

Selecciona el agregador que utilices para suscribirte a este blog (también puedes obtener la URL de los feeds):

¿Qué es esto?

Crea tu blog gratis en La Coctelera